martes, 12 de febrero de 2013


EL CLAMOR DEL VIENTO....

¿Y esto es justo?...
¿Donde empieza la crueldad
La falta de humanidad 
De esta sociedad que va a la deriva?

Cuando la desesperación, raya la locura
Y uno no encuentra otra salida
`Por no mendigar y arrastrarse
Más... que acabar con su vida

¿Para que tanto trabajar?
Tanto pelear y luchar
¿Para que tanto sin vivir?..
Por mantener una casa...
Para ser un ciudadano digno
Que con su labor 
Engrandezca su patria

Y que un mal manejo del poder...
Te hunda en la miseria absoluta
Sin poder salir...
Y lo más triste...Sin nada que hacer...
Viendo al desesperación 
No ver una salida...
Que acabar con tu vida
Para dejar de sufrir....

¡No estamos volviendo locos!
Sin saber a donde ir...
Pero...el fin de este hombre
Su sentencia al morir
Dejando una nota colgando
Nos ha de hacer resurgir
Y alzar al menos la voz
Y decir... ¡basta ya!
¡Así no podemos seguir!

Que Europa se una en son de la paz, 
Y una sus fuerzas pero esta vez ¡de verdad!
Menos fotos, y estrechez de manos
Menos palabras vacías 
El pueblo necesita soluciones
Trabajo, esperanza y futuro
Y esas manos estrechadas
Con esas falsas sonrisas
No nos llenan a los ciudadanos
La despensa de comida...

¡Despierten señores!
Hay muchos DIMITRIUS como este
Al borde de esa salida
Y serán sus conciencias señores
Quien las carguen de por vida.
Y quien lance al pueblo a la calle
Para alzar su voz, mal sentida
Y puedan escuchar su llanto
Su lamento, sus heridas...

¡Abran lo ojos señores!
Y den nos una salida
A esta Europa que se muere
Harta de palabrerías
Y de promesas al aire
Que se hacen para no ser cumplidas

Ustedes no pasan hambre
No llegan al mercado
Y miran su monedero
Haber si compran pescado
Ni pan, ni leche, ni harina
Ni siquiera lo más básico

Y ¡ay! Si encima hay niños
Que tienes que alimentarlos
Y si no tienes para pan
Díganme... ¿quien calma el llanto?..

Señores... que el pueblo esta harto
Y somos quien pagamos el pato
De la desesperación,
Oprimiéndonos a pagos
A impuestos y a presión....

Que pasa por sus cabezas?
El pueblo no puede comer
No puede pagar, no puede trabajar
Y ustedes gastan y gastan 
En causas, nobles, ayudas dignas
Que pocos ven

GRECIA clama por esta muerte
Pero no será la única
Porque esto no ha hecho mas que empezar
Y en este mar de desesperación
¡Esto es un clamor al viento!
Que nadie quiere escuchar...

Todos queremos una vida digna,
Todos somos como este señor
Dios le acoja hoy en su gloria
Y le de su bendición

Azalea E. Vallés Gil