miércoles, 13 de marzo de 2013


¡OH SOL DE MI ESPERANZA ¡

Oh sol... que ilumino el horizonte de la mañana
Deja tus rayos que abrazan el alba de mi vida
Que desde el nacimiento no me desfrute de la aurora
De tu hermosa luz decora la subida...
Vista que alegra el alma aunque es tan lejana...

Deja tu calor…
Florecer la tierra seca dura y pérfida
Cambiarla de color...
Del gris... oscuro... sin valor
A todos los colores de flor...
De la primavera verde con árbol de navidad

Oh sol... que caricia las montañas...
Quitándoles el frio de la nieve
Con el perfume suave...
Con dulces labios de seda...
Y el cariño con mucha generosidad...

Ojala puede llegar la humanidad...
A levantarse de esa oscuridad...
Que crezca cada día cubriendo la mentalidad
Como se fuera un fantasma de la maldad
Siguiendo los pasos serrando toda salida

Oh sol... llegaste a vencer la noche...
Para que se vea bien la justicia...
Y se nace la conciencia...
En todos los rincones que no crean en la alegría
Y que no aceptan el amor...

Que le miran un crimen...
Nunca merecerá el perdón
Matando los enamorados sin bendición
Rezando muy alto pidiendo amen
Como si fuera la muerte una aroma de jazmín

Vestidos todos de blanco...
Se arrodillan en lo peor que franco
Esperando en una gran arena...
La llegada de la espada...
Desfrutando del drama...
Quitando el alma...

Oh sol... no tardes mucho...
Para que se salve el universo...
Y se rompe la explotación del oído con fracaso...
Sin llegar a ese día del fuego lluvioso...
Con lagrimas de victimas...
Y los traidores le sacan metiendo con cara de falso

Autor Josef Azalea Nasim © Luces para la eternidad