domingo, 27 de marzo de 2016

STRATEGY AND HATE FEAR



LA ESTRATEGIA DEL MIEDO Y DEL ODIO

Despues de la vergonzosa actuacion de la UE, con el acuerdo PILATOS, osea lavándose las manos en la cuestión de los refugiados No imigrantes sin papeles, esta actuacíon sin precedentes que causa una enorme indignación en la sociedad internacional. Es muy llamativo que días después suceda un atentado en Ankara y Estambul…y que Erdogan en su comparecencia diga que …Igual que ha pasado en Ankara puede pasar en bruselas…! Y sucede!...y también advirtió que quien se acuesta con serpientes puede terminar agredido por ellas….

lo cierto que unos días después se produjeron los atentados en Bruselas, sede de la Unión Europea.. y nos preguntamos… ¿Este sujeto que advierte de la suerte que puede correr europa, sabia algo más? …A este sanguinario Erdogan es a quien la UE le va a entregar 6000 millones de euros?...para que? Para que no llegue el problema a Europa? O para que haga negocio el mismo con las vidas de toda esta pobre gente?....
¿A que narices estamos favoreciendo con el dinero de Europa? Y sobre todo, los lideres piensan que los ciudadanos europeos y de todo el mundo somos idiotas y no nos damos cuenta que usan este tipo de sucesos (los atentados)como ineludible excusa para recortar los derechos que tanto costo de conquistar a nuestros antepasados y para ello utilizan el arma de destrucción masiva más antigua del mundo…EL MIEDO.

El vergonzoso acuerdo firmado entre Turquía y la UE y los sucesos terroristas sucedidos seguidamente en los dos escenarios, tiene una lectura  de una estrategia encubierta y que pretende recordar a los ciudadanos el inminente peligro de la llegada en masa de refugiados a Europa, otra manipulación mas, ante la desastrosa actuación de la inteligencia Belga, que tras ser advertida de la peligrosidad de unos de los terroristas  que participaron en el ataque, miro a otro lado, Claro esta… las victimas inocentes nunca son los grandes, ni los que toman las decisiones , si no los ciudadanos que sufrimos la indecencia de estos lideres que no sirven ni para presidir la junta de su escalera.