miércoles, 28 de agosto de 2013

TERMINAL.....


Todavía nadie escucho una pregunta
De los que han dibujado la guerra sangrienta
En esos países de primavera árabe que canta
Derecho humano y la sagrada libertas
Que destrozo las uniones de las almas
Y la igualdad entre religiones y creencia
Hasta conseguido el vacio de poder

Dejando sus tierras quemarse y caer
Que barbaridad de ver quien vende el papel
De su nación a la estrategia
Que fui muy bien estudiada para acabar con la justicia
Que tanto ha sido el más temor de la dictatoría
Que siempre sus defensores son los mismos que sufren
Bajo el látigo y la espada se arrodillan
Todo es juego de los amos de la oscuridad

Que dejan la mente de los pueblos perdida
Entre el bien y el mal escondida
Y quien quiere salir de la mierda
Es un crimen que merece ser bajo la tortura
Todos los caminos para ellos llegan a abrir la puerta
Del inmenso enteres de ganar la partida
Y las almas que mueren ya son unos menos
Sean guerreros de yihad o rebeldes
Que con sus dineros se afrontan
Sucio juego que no tiene fin mientras no se aman
Prohibido el beso entre enamorados que se abrazan
Y el cariño es picado no se cansan
De gritar sus lavadoras de cerebro y usan
A los pobres que no han podido levantarse y sufran
Sin saber el porque no ven las rejas que rodean

Pero todo se descubrirá con en el futuro
Y será tan fuerte y duro
Delante los valientes que todavía gritan libertad
Unidos bajo la naciones unidas
Luchando por la paz y las leyes de la humanidad
La luz llegara a amanecer
Y los que han cometido esas matanzas no tengan donde esconder
Porque los rayos de trenos le van a descubrir

Y la parcela seguirá ayudando la tristeza de cada mujer
Que perdió sus hijos sin saber
Que solo para que el amo se enriquecer
Y vivir en las mansiones rodeado de esclavos a servir
Por el es mejor que queda la mujer tapada
Bajo la negra tienda
Para que la usa como luna 


Autor Josef Nasím © Por un mundo sin fronteras

domingo, 25 de agosto de 2013

CARTA A MARTIN LUTHER KING




50 años después de que su voz dejara huellas
En el corazón de todos aquellos que aman la libertad
La igualdad y desprecian el racismo
Su mensaje sigue vigente en las mentes
De todos los que conservan la esperanza
De que otro mundo es posible.

Señor Luther King...el mundo que usted conoció
No es menos cruel que el que vivimos ahora
Sigue  habiendo injusticia, desigualdad
Incrementado de odio, de ideologías
Los enemigos tienen otros nombres
Pero son más poderosos y más peligrosos

¿Cómo vamos a entendernos con el mundo
Si no somos capaces de convivir entre nosotros?
La  verdadera aceptación de que todos somos iguales
Indiferentemente del color de nuestra piel
Y del lugar donde hayamos nacido
Es como usted dijo...un sueño

Un sueño  que a veces se ve lejano
America ha avanzado mucho
El racismo señor... es un residuo desde su lucha
En cambio la desigualdad entre negros, blancos y latinos
Es cada vez más preocupante...

Usted hoy dia...elevaría su voz con más amargura
Si viera... la sangría en la que se ha convertido el mundo
Si observara... como lideres acaban con sus pueblos
Si  comprobara la codicia por la cuál
Acaban con vidas de niños, mujeres y seres
Sin ningún pudor ni conciencia...

Si sus ojos contemplaran el horror
Que el mundo esta viviendo estos días
Es posible tuviera la sabia palabra
Que esta sociedad necesita escuchar
Es posible que diera un discurso
Que despertara la humanidad
Es posible que su Sueño...
Lo elevara a nivel mundial

SU mensaje recuerda un movimiento por la libertad
Por eliminar el racismo y conseguir la igualdad
Para toda America...

Alce su voz, donde quiera que este
Una las almas de todos aquellos
Que en su dia dieron su vida por la paz
Por un mundo más digno
Y ablanden los corazones de todos aquellos
Que están masacrando a sus gentes
Que están provocando dolor
Y  quieren ver caer America
Cayendo en otra trampa de oriente
Y arrastrar resto del mundo

Usted Sr King...como tantos otros profetas de la historia
Hoy harían un discurso diferente
Sus acciones y su movimiento por la igualdad
Seria una lucha también por la paz
Entre todos los países del mundo

Su voz sigue sonando en las escalinatas
Lincoln sigue escuchando sus llantos
50 años después se sigue luchando
Para que ese sueño...siga caminando

NO hay una America negra, ni una America blanca
Tan solo existen los Estados Unidos de America
Estás fueron unas de la palabras
De discurso de 2008 del Presidente Obama

Sabias palabras...

No hay un mundo justo ni con libertad
Si los políticos no respetan la vida de sus ciudadanos
Si los países no saben convivir unos con otros
Si la ambición de poder no cesa
Si a la ideología no deja de manipular las mentes
Si las religiones no dejan de imponer sus leyes

No, no... No hay libertad en ningún país del mundo
Mientras hayan lideres para los que la vida de un ser
No tenga valor...
No habrá paz mientras se use la fuerza para imponer las normas
No habrá conciencia mientras quienes reclaman la paz
Sigan vendiendo armas a los adictos al conflicto

¿Como vamos a reclamar igualdad?
Cuando los gobiernos gastan antes el dinero en armas
Mientras sus gentes mueren de hambre.

Mentira señor...todo pura hipocresía...
Yo... también tengo un gran sueño
Que uno al suyo...
YO quiero vivir en un mundo
Donde la libertad sea un derecho
La dignidad. El respeto sea una obligación
Y la paz...
La convivencia entre todas las razas del mundo
Sea un himno de unión
Y al única religión
Fiel testigo de que el tiempo
No apagara    jamás su voz.

Autora Azalea Emy Valles Gil © Por un mundo sin  fronteras

Martin Luther King, Jr. "Tengo un sueño"


              

"Tengo un sueño"

DISCURSO EN WASHINGTON, D.C.


Estoy orgulloso de reunirme con ustedes hoy, en la que será ante la historia la mayor manifestación por la libertad en la historia de nuestro país.
Hace cien años, un gran estadounidense, cuya simbólica sombra nos cobija hoy, firmó la Proclama de la emancipación. Este trascendental decreto significó como un gran rayo de luz y de esperanza para millones de esclavos negros, chamuscados en las llamas de una marchita injusticia. Llegó como un precioso amanecer al final de una larga noche de cautiverio. Pero, cien años después, el negro aún no es libre; cien años después, la vida del negro es aún tristemente lacerada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación; cien años después, el negro vive en una isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material; cien años después, el negro todavía languidece en las esquinas de la sociedad estadounidense y se encuentra desterrado en su propia tierra.
Por eso, hoy hemos venido aquí a dramatizar una condición vergonzosa. En cierto sentido, hemos venido a la capital de nuestro país, a cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra república escribieron las magníficas palabras de la Constitución y de la Declaración de Independencia, firmaron un pagaré del que todo estadounidense habría de ser heredero. Este documento era la promesa de que a todos los hombres, les serían garantizados los inalienables derechos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.
Es obvio hoy en día, que Estados Unidos ha incumplido ese pagaré en lo que concierne a sus ciudadanos negros. En lugar de honrar esta sagrada obligación, Estados Unidos ha dado a los negros un cheque sin fondos; un cheque que ha sido devuelto con el sello de "fondos insuficientes". Pero nos rehusamos a creer que el Banco de la Justicia haya quebrado. Rehusamos creer que no haya suficientes fondos en las grandes bóvedas de la oportunidad de este país. Por eso hemos venido a cobrar este cheque; el cheque que nos colmará de las riquezas de la libertad y de la seguridad de justicia.
También hemos venido a este lugar sagrado, para recordar a Estados Unidos de América la urgencia impetuosa del ahora. Este no es el momento de tener el lujo de enfriarse o de tomar tranquilizantes de gradualismo. Ahora es el momento de hacer realidad las promesas de democracia. Ahora es el momento de salir del oscuro y desolado valle de la segregación hacia el camino soleado de la justicia racial. Ahora es el momento de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios. Ahora es el momento de sacar a nuestro país de las arenas movedizas de la injusticia racial hacia la roca sólida de la hermandad.
Sería fatal para la nación pasar por alto la urgencia del momento y no darle la importancia a la decisión de los negros. Este verano, ardiente por el legítimo descontento de los negros, no pasará hasta que no haya un otoño vigorizante de libertad e igualdad.
1963 no es un fin, sino el principio. Y quienes tenían la esperanza de que los negros necesitaban desahogarse y ya se sentirá contentos, tendrán un rudo despertar si el país retorna a lo mismo de siempre. No habrá ni descanso ni tranquilidad en Estados Unidos hasta que a los negros se les garanticen sus derechos de ciudadanía. Los remolinos de la rebelión continuarán sacudiendo los cimientos de nuestra nación hasta que surja el esplendoroso día de la justicia. Pero hay algo que debo decir a mi gente que aguarda en el cálido umbral que conduce al palacio de la justicia. Debemos evitar cometer actos injustos en el proceso de obtener el lugar que por derecho nos corresponde. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad bebiendo de la copa de la amargura y el odio. Debemos conducir para siempre nuestra lucha por el camino elevado de la dignidad y la disciplina. No debemos permitir que nuestra protesta creativa degenere en violencia física. Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas donde se encuentre la fuerza física con la fuerza del alma. La maravillosa nueva militancia que ha envuelto a la comunidad negra, no debe conducirnos a la desconfianza de toda la gente blanca, porque muchos de nuestros hermanos blancos, como lo evidencia su presencia aquí hoy, han llegado a comprender que su destino está unido al nuestro y su libertad está inextricablemente ligada a la nuestra. No podemos caminar solos. Y al hablar, debemos hacer la promesa de marchar siempre hacia adelante. No podemos volver atrás.
Hay quienes preguntan a los partidarios de los derechos civiles, "¿Cuándo quedarán satisfechos?"
Nunca podremos quedar satisfechos mientras nuestros cuerpos, fatigados de tanto viajar, no puedan alojarse en los moteles de las carreteras y en los hoteles de las ciudades. No podremos quedar satisfechos, mientras los negros sólo podamos trasladarnos de un gueto pequeño a un gueto más grande. Nunca podremos quedar satisfechos, mientras un negro de Misisipí no pueda votar y un negro de Nueva York considere que no hay por qué votar. No, no; no estamos satisfechos y no quedaremos satisfechos hasta que "la justicia ruede como el agua y la rectitud como una poderosa corriente".
Sé que algunos de ustedes han venido hasta aquí debido a grandes pruebas y tribulaciones. Algunos han llegado recién salidos de angostas celdas. Algunos de ustedes han llegado de sitios donde en su búsqueda de la libertad, han sido golpeados por las tormentas de la persecución y derribados por los vientos de la brutalidad policíaca. Ustedes son los veteranos del sufrimiento creativo. Continúen trabajando con la convicción de que el sufrimiento que no es merecido, es emancipador.
Regresen a Misisipí, regresen a Alabama, regresen a Georgia, regresen a Louisiana, regresen a los barrios bajos y a los guetos de nuestras ciudades del Norte, sabiendo que de alguna manera esta situación puede y será cambiada. No nos revolquemos en el valle de la desesperanza.
Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño "americano".
Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: "Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales".
Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.
Sueño que un día, incluso el estado de Misisipí, un estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia.
Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.
¡Hoy tengo un sueño!
Sueño que un día, el estado de Alabama cuyo gobernador escupe frases de interposición entre las razas y anulación de los negros, se convierta en un sitio donde los niños y niñas negras, puedan unir sus manos con las de los niños y niñas blancas y caminar unidos, como hermanos y hermanas.
¡Hoy tengo un sueño!
Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano.
Esta es nuestra esperanza. Esta es la fe con la cual regreso al Sur. Con esta fe podremos esculpir de la montaña de la desesperanza una piedra de esperanza. Con esta fe podremos trasformar el sonido discordante de nuestra nación, en una hermosa sinfonía de fraternidad. Con esta fe podremos trabajar juntos, rezar juntos, luchar juntos, ir a la cárcel juntos, defender la libertad juntos, sabiendo que algún día seremos libres.
Ese será el día cuando todos los hijos de Dios podrán cantar el himno con un nuevo significado, "Mi país es tuyo. Dulce tierra de libertad, a tí te canto. Tierra de libertad donde mis antesecores murieron, tierra orgullo de los peregrinos, de cada costado de la montaña, que repique la libertad". Y si Estados Unidos ha de ser grande, esto tendrá que hacerse realidad.
Por eso, ¡que repique la libertad desde la cúspide de los montes prodigiosos de Nueva Hampshire! ¡Que repique la libertad desde las poderosas montañas de Nueva York! ¡Que repique la libertad desde las alturas de las Alleghenies de Pensilvania! ¡Que repique la libertad desde las Rocosas cubiertas de nieve en Colorado! ¡Que repique la libertad desde las sinuosas pendientes de California! Pero no sólo eso: ! ¡Que repique la libertad desde la Montaña de Piedra de Georgia! ¡Que repique la libertad desde la Montaña Lookout de Tennesse! ¡Que repique la libertad desde cada pequeña colina y montaña de Misisipí! "De cada costado de la montaña, que repique la libertad".
Cuando repique la libertad y la dejemos repicar en cada aldea y en cada caserío, en cada estado y en cada ciudad, podremos acelerar la llegada del día cuando todos los hijos de Dios, negros y blancos, judíos y cristianos, protestantes y católicos, puedan unir sus manos y cantar las palabras del viejo espiritual negro: "¡Libres al fin! ¡Libres al fin! Gracias a Dios omnipotente, ¡somos libres al fin!"

martes, 20 de agosto de 2013

EGIPTO....OJO POR OJO





Hoy han matado 25 soldados en Sinaí
dos autobuses......por eso
cuando pierde la seguridad su palabra ...
debemos saber que justicia también viajara ...
sobre las alas de democracia ...
engaño de quien quiere borrarla ...
del mapa de todo rincón con luz que brilla
juego sucio detrás del ganan muchos ....
y para ellos las vidas humanas son para vender ...
Sin  ni mínimo de importancia...
Pueden sentir el sufrir de pueblos
con nombre de religión unen sus seguidores ....
para cumplir sus promesas con los vendedores
de ideología que esta lejos del cielo
Mentira negra que todavía no se ve muy clara
Ningún país sea dictadura como sea
permite matar su pueblo si tiene fe en la Paz ...


domingo, 18 de agosto de 2013

LUCES POR LA PAZ




Levanto mi voz para que seamos .. uno ..
Todos unidos bajo la declaración del derecho humano..
Grito muy alto y tiendo mi mano..
Con los versos de este rincón lejano...
Con la esperanza de ver esta tierra
floreciendo de amor cercano...

Oh pueblos....
de diferentes idiomas y de otras culturas...
Acércanos al punto del encuentro que vida sin conflicto...
Porque no olvidamos esas masacres guerras y parcelas de viento...
Y todos abrazamos a la hermandad demostrando el amor de cielo...

Sin fanatismo...
Al  judaísmo... o al cristianismo... o al islamismo...
Juntos vamos llegar a ese punto de donde sale el sol...
Y dar la paz a este mundo y mucho amor...
Sin ningún muro del heroísmo oscuro...

Dejamos caer esa montaña del tribalismo...
Vamos a cultivar las tierras con jardines de flor...
Con arboles de frutas de dulce sabor...
Para dar de comer a los hambrientos con dolor...

Curamos las heridas de las balas del odio...
Con todo el cariño y calor...
Olvidamos de esta historia con tanta herida de llanto...
Que deja los niños sufriendo...
Y los padres matados con lágrimas en los ojos llorando...

Cruel la drama escena de este siglo...
Quedara escrita con una vergüenza sin olvido...
Su testigo será las tumbas de mil muertos...
Y las madres con tristeza por sus hijos y los nietos...

La tierra verde de siria esta destrozando...
Quien escucha y quien esta mirando...
Como se queman los cuerpos con vida gritando...
Vaya crimen bajo el silencio mudo...

Basta ya quien dará vida que están quitando...
Poderosos con el orgullo de la matanza reclamando...
Con toda voz sin saber que están a ellos mismos destruyendo...
Poner fin a esta barbarie salvajismo...

Poner fin a la violencia...
Porque es la peor injusticia...
Que guía al camino del fuego a incendia...



autor........Josef Nasim© El  abrazo universal por la paz 2012

JUSTICIA POR LA PAZ



Si la palabra de la justicia amanece algún dia…
Sera la luz de paz de esta humanidad.
¡Basta de cantos y de la melodía ¡!..
Que crezca el paraíso sin fronteras sin distancia..
Ya es el momento de gritar unidos NO a la ignorancia
Este es el momento del abrazo de la cultura universal..

Unidos podemos abrir ese caudal .. 
Que esta cerrado entre las tradiciones y la ideología...
Que esta manipulando las mentes en muchas orillas...
Del mar oscuro que juega con las almas como una cerilla...
Que enciende el fuego de la maldad con mucha sangre fría...
Mirando las matanzas en las esquinas prohibidas de la democracia...

¡Vaya jungla es esta tierra ¡ ¡ vaya salvajismo y sucia crónica!
Fabricada con las manos de inocentes ....que fabrican las metralla..
Y las balas que matan los corazón dejando la herida.. 
Y el sufrimiento. Sin bendición ninguna 
El monstruo de la riqueza.... ciega y engaña...a todos 
Solo para tener el poder.... pero no tienen conciencia...
Eso no importa...al fin y al cabo que más dé, la historia esta escrita ya
Cada dia más nucleares amenazando la vida de la humanidad
Unas vidas que para ellos no valen nada ya 
O quizá... puede ser su valor un puñal
Un buen puñado de dólares o un barril de petróleo...¡ que más da!

Oh cielo...¿Donde esta ese poder que puede unir la fuerza que brilla...
Iluminando el camino de cada ser .....para que se rompa el racismo..
Para que no vuelva esa época cruel de holocausto ..
Para poner fin a tanta hipocresía?....

¿Donde esta señores?..... si .. les hablo a ustedes ...
Esos que ondean la bandera de la Paz 
Y que parecen mirar hacia otro lado
Y dejan esa paloma volar.... a manos cubiertas de sangre
El pueblo, la gente, la humanidad...
Estamos hartos ya.... 
De palabras vacías... de promesas incumplidas
De estrecheces de manos y palabrerías
Cuando todo es una obra teatral.

Paz.... si por supuesto...
En cada pueblo, etnia, cultura, religión
Una Paz sin intereses, una paz con humildad
Una unión de culturas, un abrazo de libertad
Dejen esa hipocresía, acaben con la hambruna
Con el odio creado interesadamente entre culturas
Den justicia y defiendan los intereses del pueblo
Del labrador que labra su tierra... y roban su fruto
Nadie es mejor que nadie...
Pero visto esta que destino esta en manos del poder

Doy un grito por la Paz, yo solo tengo mi palabra
Mi poesía, y mi voz...y con ella hago mi bandera 
Sin riqueza... pero con las manos limpias 
Y deseándolo de corazón
“No hay caminos para la paz...
La paz es el camino”
Fueron palabras de un sabio
Demuestren que es de verdad
Y bajen el telón de lo absurdo
Porque cuando llegue el momento
Nos espera el mismo final
La misma suerte.... Pero lo que hagan
Nunca digan que es en nombre de la Paz.


Josef Nasím &Azalea E Vallés © Por un mundo sin barreras 2012